15 octubre 2013

ALGUNOS DE LOS FAVORES RECIBIDOS

No será engañada el alma que en cruz viviere,
porque la cruz tiene por propiedad de dar luz
y la cruz es verdad


Alcorcón - 15 de Mayo de 2014Queridas hermanas: Me dirijo a Vds. Para cumplir con buena voluntad como les dije. Son muy buenos recuerdos los que han quedado en mi interior de los días que pasé en el monasterio de Casarrubios y por supuesto volví al mismo para escuchar la Santa Misa del domingo 11/5/14, día del Buen Pastor, para cumplir con el deseo de visitar y dar gracias a M. María Evangelista. De ella y por su intercesión recibí la gracia que le pedí, que mi queridísima hija Ana consiguiera superar unas pruebas PAEZ y exámenes que eran muy difíciles. Le agradeceré siempre esta ayuda concedida por su intercesión. Mi hija aprobó y superó lo que pararía imposible.


El día del favor recibido fue el 6/5/2014. Gracias M. María Evijo que ni lo uno, ni lo otro, afrontando responsablemente el embarazo. Ante tal noticia, hemos estado muy preocupados toda la familia. Comentándole dicha situación a mi estimada compañera de Tribunal Dª Patricia S. me informa y pide que con toda la fe que pueda, rezara y le pidiera a la Madre María Evangelista que todo saliera bien, dándome una estampa de la Madre, cosa que he estado haciendo durante todo el tiempo de embarazo. Felizmente, mi hija dio a luz a una niña, muy chiquitita, de poco peso, pero según los médicos, perfectamente sana y normal, sin ninguno de los Síndromes raros que anunciaron al comienzo de dicho embarazo. 
Con mi sincero agradecimiento.    C. R. G.

Estimadas S. Mª José y resto de la Comunidad: muchísimas gracias por sus oraciones. La chiquita va muy bien, ayer ya pesaba 2,750 kg. (tiene 25 días de edad) y parece que se va desarrollando con toda normalidad: come y duerme muy bien. Rogarle que sigan rezando por ella y también por nosotros, que siempre nos vendrá bien. Esperamos que, efectivamente, en el mes de mayo podamos acercarnos al Monasterio a saludarlas y darles personalmente las gracias. Cordiales saludos. Carlos Rodríguez   El 22 de enero de 201



Casarrubios - Yo siempre he tenido mucha devoción a M. María Evangelista, y siempre también me he sentido de alguna forma escuchada cuando le he encomendado a ella. En septiembre del 2012 mi hijo tuvo un acciendente  de tráfico en el que él milagrosamente salió ileso pero el coche quedó siniestro total. Con el nuevo automóvil, pocos días después tuvo que hacer un viaje por el sur de España, desde donde me llamó para decirme que le habían robado el coche y que se lo encomendara a M. María Evangelista. Antes de una hora volvió a llamarme para decirme que ya lo había encontrado y que estaba completamente bien. Encuanto me fue posible fui a la Iglesia de las monjas a darle gracias a La M. María Evangelista por el nuevo favor recibido.


Viernes 15 de marzo de 2013 12:58 - Hola Mª José, tenía ganas de escribirte como te comenté pero es que desde que estoy en mi nueva ubicación no me dejan pero aprovecho ahora que estoy más tranquilillo y con menos papeles.

 Mi “experiencia” con la Madre María Evangelista es que ya llevaba una temporada que por culpa del estrés en el trabajo y por no dormir lo debido, estaba teniendo unas taquicardias que poco a poco iban en aumento y tanto era así que por las noches me era imposible conciliar el sueño porque, literalmente, me ahogaba y eso hacía que me pusiera peor, así que una noche pensé en “molestar” a la Madre María Evangelista pidiéndoselo con todo mi corazón, ya que sabía que no me iba a fallar y así fue.  Le rogué su intercesión para solucionar ese problema, ya que tú sabes que hay alguien que me necesita sano. Coloqué su estampa debajo de mi almohada y ya no me enteré de más hasta la mañana siguiente, en la que me levanté totalmente distinto: tranquilo y seguro de que “ella” había la causante de mi mejoría.  Por eso la tengo presente todos los días y llevo conmigo la estampa, vaya donde vaya y siempre que tengo alguna preocupación, por pequeña que sea, pienso en ella y en su intercesión.  Por eso pido a Dios Nuestro Señor y la Virgen Santísima que pronto la tengamos en los altares. Un beso muy fuerte para todas y en especial para ti de mi madre y mío, A. A.A.


 2013 - En noviembre de 2010 visité de forma casual el monasterio de Casarrubios y la tumba de la M. María Evangelista, rogué en ese momento de forma especial por un empleado de la empresa familiar que tenemos, pues, tras sufrir un grave accidente en el campo y complicarse con una infección muy grande del intestino, se encontraba en la UCI del hospital Virgen de la Salud de Toledo con pronóstico muy grave, estuvo ingresado en la UCI unos 20 días. Yo pedí a la M. María Evangelista su curación y gracias a Dios se recuperó. Hoy sigue trabajando con nosotros y está totalmente recuperado. Para mí y mi familia fue un milagro, debido a la gravedad de su estado, pues los médicos nos daban pocas esperanzas.

En marzo y abril de 2011 rogué a la M. María Evangelista que un asunto económico importante se resolviera de una manera favorable sin necesidad de ir a juicio. Al final llegamos a un acuerdo.       En mayo de 2012 a mi cuñado le cogió en el campo una vaca brava, le dio una cornada en la cara, nada más enterarme pedí a la M. María Evangelista que no fuera grave y, gracias a dios, por cuestión de milímetros no le dañó ningún nervio ni arteria importantes, le operaron y se recuperó muy bien.

En febrero de 2013 a mi marido le diagnosticaron una malformación di Chiari grado I (hernia en la unión del cuello con  la cabeza) y cavidad siringomiélica  de C2 a C4, le operaron en marzo. Le ruegue a la M. María Evangelista que todo salga bien, gracias a Dios está bien y se encuentra mejor, aunque la recuperación es un poco lenta espero que con el tiempo se recupere al cien por cien.

En abril de 2013 a mi suegra le diagnostican dos pólipos en el colón, la operan en mayo. Le rogé la M. María Evangelista que se los puedan quitar bien y que después no necesite tratamiento oncológico y gracias a Dios así ha sido, no ha necesitado tratamiento. Mª Jsús G


2013 Querida Sor María José, escribo esta carta como acción de gracias a la Madre María Evangelista por su intercesión ante Dios por mi curación, y para que sirva de testimonio y estimule a otras personas a encomendarse a ella.
            Hace un año nació mi hija y fue para mí un motivo de gran alegría pero a los pocos meses sufrí una grave depresión; en poco tiempo mi salud física y mental se fue deteriorando, dejé de comer y adelgacé varios kilos, no podía dormir y tuve que tomar medicación para conciliar el sueño, tampoco podía llorar mi reír, me costaba mucho esfuerzo seguir una conversación y pasaba los días en un estado de angustia y ansiedad permanente.
            Después de tres meses de tratamiento psiquiátrico no obtuve mejoría, por el contrario, empeoré hasta el punto de estar la mayor parte del día en la cama.
            Yo estaba perdiendo la esperanza de curarme y el médico dijo a mi familia que habría que ingresarme.
            En una visita al Monasterio de la Santa Cruz de Casarrubios, Sor Mª José me dio una cuña de madera con la imagen de la Madre María Evangelista y me animó a pedirle con fe mi curación.
            Yo sabía que todas las monjas estaban pidiendo a la madre por mí y comencé a rezarle varias veces al día con la seguridad de que podía interceder por mí ante Dios como había intercedido en vida por tantas personas necesitadas.
            Después de una semana de encomendarme a ella dejé por completo el tratamiento para la ansiedad y el insomnio a pesar de que el médico no estaba de acuerdo y mejoré de un día para otro, totalmente, volviendo a sentir hambre y sueño.
            Ahora vivo disfrutando de mi familia y mi trabajo, he vuelto a reír y a tener mi carácter habitual.
            Doy gracias a Dios por el gran favor que me hecho y a la Madre María Evangelista por su intercesión y me sigo encomendando a ella con toda mi familia.  María E


 26-6-2004 - Queridas hermanas: He querido escribirles desde hace un tiempo y por fin lo hago. Actualmente vivo en Estados Unidos pero soy venezolano. Resulta que el año pasado una amiga me envió desde Venezuela, por Internet, unas estampillas con oraciones de la Madre María Evangelista[1] y me dijo que ella había soñado con la Madre María y que le pedía que nos entregara esas estampillas. Ese sueño coincidió con una operación que me hicieron el año pasado para extraerme un tumor en el cerebro que me estaba dejando ciego. Gracias a Dios ahora me encuentro bien con mi esposa y mis 4 hijos. Quisiera conocer más de la Madre María Evangelista. Siempre la menciono en mis Rosarios diarios después de lo que sucedió pero siento un deseo de conocer más de su vida y su obra. Gracias por su ayuda y que Dios las bendiga. Víctor Alvarado


1993  Recé varios días a la M. María Evangelista pidiéndole una gracias y le prometí comunicarlo. Esa gracia me fue concedida y agradecida lo comunico.  María del Monte Carmelo



Cáceres 11- Marzo – 1996 - Hace algún tiempo encontré casualmente una estampa de M. María Evangelista,  gracias a su intercesión conseguí lo que tanto pedí en mis oraciones, acabar la carrera de Derecho, es por ello por lo que escribo esta carta, pera agradecer este gran favor.  José Manuel  M
1994  - Valladolid. Les comunico que por mediación de M. María Evangelista he recibido la gracia que le pedí  (firma ilegible)

 _______________________________________________________
           Invitamos a aquellas personas devotas de M. María Evangelista que crean haber recibido algún favor, que nos lo comuniquen. No es necesario publicarlo aquí ni en ningún lado. Esto lo publicamos con el permiso de los que han escrito su testimonio, para que otras personas se animen a encomendarse a ella y se beneficién de su intercesión.
          Agradecemos mucho también los donativos que nos han enviado como ayuda de los gastos del proceso. Muchas gracias.
______
 [1] Estas estampas, así como  con una síntesis biografica, se editaron con motivo del centenario IV centenario de su nacimiento- por conconsejo y con el permiso de D. Rafaél Palmero, El entonces Vicario General de la Archidiócesis y solo para uso privado.

14 octubre 2013

Testimonio de Sor Mª Crescenta Mateo CCSB

Monasterio cisterciense de Calatravas
de Morazarzal. Pincha en la imagen
si quieres conocerlo.
MONASTERIO CISTERCIENSE CALATRAVAS
MORAZARZAL (MADRID)

Querida M. Araceli y Hermanas todas de Casarrubios:
            Con gran alegría he recibido la noticia de que os habéis puesto manos a la obra para sacar del olvido y anonimato la esplendente figura de M. Mª Evangelista. Mujeres como ella, en los tiempos que corren, no deben estar ocultas, hay que darlas a conocer a toda la Iglesia del Señor, deben estar “sobre el candelero, no debajo del celemín” pues su vida tan entregada, tan modelada por la Divina Voluntad, está llamada a ser un ejemplo vivo para todos, ella con sencillez y audacia supo ir tejiendo su camino personal de entrega y santidad, plegándose a lo que la obediencia le ponía delante, sin renunciar nunca a los más genuino de su vocación, esperó, contra toda esperanza puramente humana, que Su voluntad se cumpliría abriéndose camino en su propia existencia, como efectivamente ocurrió. El conjunto de su vida, humana y sobre natural, es un ejemplo tan vivo y vibrante que muy bien puede ser propuesta como modelo de esperanza, de fe, de vida oculta y mística…, pero también de vida entregada, de oración firme, abandonada  perseverante que fue haciendo de ella la Monja que hoy nos puede servir de modelo a todas las que de alguna manera seguimos sus pasos de ir buscando a solo Dios en nuestras vidas. 

            Por todo ello, queridas Madre y Hermanas, recibid mi más cálida felicitación, or su determinación para poder proponerla como un gran modelo que imitar y una poderosa intercesión a quien acudir.
 
            Sería de desear que trabajaseis por dar a conocer más su figura con alguna biografía de divulgación de su personalidad y otra más profunda  en que se abordasen las facetas más íntimas de su vida.
 
            Agradeciendo una vez más su iniciativa, un abrazo fraterno.
 
            Sor Mª Crescenta Mateo CCSB